Entrepreneur & Business, Other Entrepreneurs: EXPERIENCES

¿Por qué y para qué un camp de MTB/BTT/Mountain Bike (enduro y descenso) específico para mujeres?

agosto 21, 2017

Desde que Suelta los Frenos y MASMTB sacamos en el 2016 el primer Camp de MTB para mujeres en Tuña, la pregunta “¿Realmente es necesario hacer cosas específicas para mujeres en una época en la que se persigue la igualdad?” es muy recurrente.

Es cierto que suena un poco raro promover la igualdad en el deporte y a la vez realizar actividades pensadas sólo para mujeres. Sin embargo, al profundizar un poco y no quedarnos sólo en la superficialidad del tema, llegamos a la conclusión de que hasta ahora la mayoría de las cosas que existen, tanto la geometría de las bicis, la ropa, los componentes, cursos e incluso el formato de competición, se han diseñado pensando en el hombre, su fisionomía, rendimiento e incluso su psicología.

Esto en parte es comprensible, ya que es cierto que la presencia de la mujer en deportes como la bici de montaña no ha sido, hasta hace poco, muy elevada. Sin embargo, esa realidad está cambiando hoy en día y con ella la conciencia de que la oferta de productos también tiene que cambiar. Hay gente que ve estas iniciativas como un boom oportunista. Desde Suelta los Frenos lo vemos como una respuesta a una necesidad.

En el ámbito que nos toca a los psicólogos la explicación es clara:

Las mujeres no pensamos, sentimos, ni aprendemos como los hombres. Tampoco montamos ni nos enfrentamos a nuevos retos como ellos, así que sí, creo que los cursos específicos para nosotras son positivos y totalmente compatibles con que sigamos saliendo de ruta, compartiendo, disfrutando y aprendiendo en este deporte con ellos.

Programa de actividades

Programa de actividades del curso de MTB para mujeres

Un camp de MTB/BTT/Mountain Bike (enduro y descenso) específico para mujeres: ¿En qué nos diferenciamos?

En cuanto a la psicología, como comentábamos antes, las mujeres, en general, percibimos, aprendemos y sentimos de una forma diferente a los hombres. A veces son cosas aparentemente anecdóticas pero que tienen relevancia cuando hablamos de enfrentarnos a un reto en el cual pensamos que nos jugamos nuestra integridad física.

Ante un mismo escenario, una bajada o un paso técnico, el hombre ve la globalidad y traza una vía de forma rápida. Una mujer se centrará más en los detalles, las diferentes opciones y las valorará en base a los riesgos y sus habilidades, este análisis mucho más esmerado del entorno hace que el tiempo de procesamiento de la mujer sea algo más lento que el del hombre, y al mismo tiempo se perciban muchos más riesgos o peligros, incluso algunos que quedan fuera de la trazada a realizar.

Programa de actividades del curso de MTB para mujeres

Por eso a una mujer no le sirve de mucho que se le diga “tírale que no tiene nada”, cuando está viendo al menos 20 peligros que le dicen que sí que tiene mucho, aunque de esos 20 realmente sólo 3 estén en su camino. Saber qué frase decir para que la mujer se centre en lo que realmente va a enfrentar, es una ventaja a la hora de que se anime a probarlo.

Otro ejemplo es la diferente forma de aprender, ya que es muy corriente encontrarnos con hombres que pueden aprenden por imitación, visualizando vídeos o viendo a amigos realizar un paso, y que son capaces de extraer de esta información visual un aprendizaje que traducen en movimiento. Las mujeres por lo general necesitan descomponer el movimiento para entenderlo y experimentarlo por pasos en su propio cuerpo antes de integrarlo en un único movimiento. Es por esto que en nuestro Camp específico para mujeres hagamos tanto hincapié en las sesiones de técnica en que las asistentes experimenten y jueguen movimientos desde la base, por separado y con obstáculos artificiales, y puedan en un momento posterior integrarlos, yendo de menos a más en cuanto a la dificultad del reto a completar.

 

 

Por otro lado, a la hora de enfrentarse a un nuevo reto en el que está implicada la habilidad corporal nos encontramos que, por lo general, los hombres suelen confiar más en su habilidad y fuerza, de forma que, cuando el miedo aparece, tienen una valoración de ellos mismos que les sirve para contrarrestarle. Sin embargo las mujeres suelen mostrarse más indecisas o inseguras en cuanto a su capacidad corporal, y es por esto que suelen necesitar estar muy muy seguras de que las posibilidades de éxito son superiores a las de fracaso.

Para terminar, aunque podríamos seguir con otros muchos temas, las emociones que experimentan unos y otras suelen ser diferentes, no en cuanto a la emoción en sí (todos sentimos miedo, alegría, tristeza, o ira) pero sí en cuanto a la frecuencia que experimentamos una u otras, la forma de expresarlas y cómo las afrontamos.

Por todo esto y mucho más, seguiremos apostando por estos Camps de MTB específicos para mujeres en los que, durante unos días al año, nos encontramos en un entorno en el cual todo se orienta a nuestras necesidades, nos sentimos comprendidas y sobre todo, disfrutamos de este maravilloso deporte que tantos beneficios tiene, a nivel físico, pero también en nuestro desarrollo personal.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply